Centro Khalma-Medicina Alternativa-Terapias de Salud Natural.

Psicología Humanista (Adultos y Niños)

En Centro Khalma durante la primera sesión psicológica nos enfocamos en escuchar al consultante para de esta manera poder determinar cuál es el motivo que le lleva a consultar. En algunas ocasiones se encuentra claramente determinada cuál es la petición de ayuda, pero a menudo es necesario brindar apoyo para clarificar los objetivos que se persiguen realmente.
Durante la primera sesión se busca que el consultante pueda sentir la confianza para expresarse libremente, de cara a encontrar soluciones a los problemas que plantea. En ocasiones, el consultante no sabe qué tiene que decir o qué se espera de él. En realidad, lo único que esperamos del consultante es que esté dispuesto a dejarse ayudar. Nuestro trabajo consiste en dar las herramientas y la ayuda necesaria para que llegue a encontrar el bienestar psico emocional necesario.
Tras esclarecer la demanda del consultante, se determina si puede estar sufriendo algún trastorno que requiera tratamiento psicológico, si es necesario realizar una exploración en mayor profundidad o si es preciso derivar al paciente a otro tipo de profesional, dada la problemática que presenta (p.e., neurólogo, psiquiatra, abogado, etc.). Algunas veces, con una consulta es suficiente para normalizar la problemática que presenta el paciente y no es necesario iniciar tratamiento psicológico.
Cuando la persona sufre un problema psicológico que requiere un tratamiento, entonces se valoran las distintas opciones y se elige un tratamiento adaptado a la problemática y las circunstancias particulares del paciente. En estos tratamientos nos fijamos objetivos concretos, unos plazos de tratamiento cortos y se emplean estrategias de terapia de alguno de los siguientes tipos:

  • Terapia individual.
  • Terapia de pareja.
  • Terapia familiar.

Terapia de pareja:

La vida en pareja puede ser la principal fuente de alegría o de sufrimiento para el ser humano. Cuando la comunicación es fluida, cuando la pasión está en su máximo y cuando hay un compromiso mutuo importante, podemos estar en la cima de la felicidad personal. El amor perfecto. Sin embargo, a veces es inevitable que la relación vaya perdiendo la fuerza inicial y entonces pueden surgir problemas, bien de una forma paulatina y casi inadvertida, bien en forma de crisis de pareja.

Los problemas de pareja que suelen consultarnos están relacionados con alguno o varios de los siguientes temas:

  • La rutina y la monotonía.
  • La falta de tiempo de ocio de calidad en común.
  • La falta de comunicación y el distanciamiento afectivo.
  • Los celos infundados o las relaciones extra-maritales.
  • Las dificultades de la convivencia.
  • Los problemas sexuales.
  • Las dificultades para manejar los problemas de los hijos.

Estos problemas de pareja a menudo afectan la salud de sus miembros, tanto en lo psicológico, como en lo físico. Si existen hijos, estos también se ven afectados por dichos problemas, en mayor o menor medida, dependiendo de cómo lo sepan manejar los padres.

Desafortunadamente, los problemas de pareja conducen a la separación por la pérdida de esperanza en que la situación pueda recuperarse. Sin embargo, en bastantes ocasiones la ruptura sólo lleva buscar otras relaciones de pareja que muy probablemente van a acabar desarrollando problemas de relación similares, pues en buena medida estos problemas dependen de cómo afrontamos cada uno la vida y las etapas por las que transcurren típicamente las relaciones afectivas.

Psicología infantil

Psicodiagnóstico y Psicoterapia Infantil

El psicodiagnóstico es el proceso a través del cual llegamos a conocer cuáles son los recursos cognitivos, emocionales e interpersonales del niño, y cuáles son las dificultades que entorpecen su desarrollo natural. La necesidad de psicodiagnóstico puede provenir de la familia, de la escuela, del área judicial, y de otros contextos. Nos centramos en realizar una evaluación eficiente, que permita entregar al niño, a la familia, y a las instituciones involucradas, soluciones concretas y viables a sus problemáticas, siempre velando por el adecuado manejo y respeto del niño.

El proceso de psicodiagnóstico incluye, según las necesidades de cada niño:

  • Entrevista inicial individual y familiar.
  • Pruebas cognitivas (evaluación intelectual).
  • Pruebas de desarrollo psicomotor.
  • Pruebas proyectivas y gráficas de personalidad, aspectos emocionales y adaptación social.

La etapa de psicoterapia, es el proceso a través del cual, una vez realizado el psicodiagnóstico, se potencian las habilidades del niño y se buscan en conjunto con la familia, soluciones a las problemáticas que los aquejan, minimizando aquellos factores que entorpecen su desarrollo. En este proceso se provee al niño y su familia de un ambiente terapéutico, acogiendo su motivo de consulta y generando entre el niño, su familia y el terapeuta, objetivos terapéuticos comunes en pro del desarrollo psicológico adecuado del niño, en un marco de empatía, acogida y constante valoración positiva, haciendo énfasis también en las soluciones concretas y prácticas a las situaciones que los aquejan.


Responder